Conoce las barreras que afrontan las mujeres en el ámbito científico

No hace mucho escuchábamos a Joaquín Leguina, ex dirigente socialista, decir en a Risto Mejide que las mujeres no elegían carreras profesionales científicas o técnicas por “cuestiones cerebrales”. Por lo visto, estamos programadas para ser cuidadoras desde nuestro nacimiento y no tenemos poder de elección. En Saludario hemos querido ahondar en este tema, más allá de afirmaciones sin base científica como estas, para conocer la situación actual de las mujeres científicas y tratar de explicar por qué las niñas no se dedican a estas carreras y, así de paso, celebrar el Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia.

Día-Internacional-de-La-Mujer-la-niña-y-la-ciencia

En España, se han realizado distintos actos a través de la iniciativa 11 de Febrero en los que ha participado Gloria Brea, bióloga celular. “La recepción en las charlas en los centros escolares es muy buena. Al principio preguntaba a los niños y las niñas a qué se iban a dedicar, y los chicos tenían más claro que iban a hacer algo relacionado con la ciencia o la tecnología que las chicas. Luego, al final de la charla, muchas niñas estaban encantadas y levantaban la mano diciendo que querían ser biotecnólogas. Con estos actos,  hemos contribuido a normalizar una realidad y es que todas podemos dedicarnos a lo que queramos, incluida la ciencia”.

¿Qué barreras se encuentran las mujeres científicas?

  • La poca visibilidad de las mujeres científicas. En España, mientras que el 38% de los chicos optan por estudiar carreras de ciencia, ingeniería, matemáticas o arquitectura (STEM), sólo el 15% de las chicas lo hacen. “En los libros de texto, uno de cada 8 personajes que se muestran en los libros de la ESO son mujeres. En la ciencia, las apariciones femeninas se reducen en 1 de cada 20. En los medios de comunicación tampoco se muestra mucho a las mujeres“.  En este sentido, el Centro superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha lanzado la iniciativa #EllasSonCSIC, a través de la cuál han estado compartiendo imágenes de las mujeres que forman parte de la institución en sus redes sociales.
  • Estereotipos que se repiten. A los seis años las niñas empiezan a asociar brillantez con masculinidad. En la adolescencia, las chicas sienten mayor ansiedad hacia las matemáticas que los chicos y muestran menos seguridad en sus habilidades, especialmente, en las asignaturas de ciencias. Esta menor autoestima afecta a la elección de estudios e incluso a su rendimiento.  “En general, la sociedad tiene menos expectativas puestas en que las mujeres se dediquen a la ciencia. Además, cuando llegamos, tenemos que superar más barreras, por ejemplo, de tipo inconsciente que influyen en la evaluación. Las mujeres son consideradas menos competentes. Hay un estudio publicado en 2012 en el que se repartió un mismo currículum a 127 miembros de facultades de ciencia, de biología, de física y de química, con la única diferencia de que uno estaba firmado por una mujer y otro por un hombre. Se les pedía que hiciesen una evaluación de ese currículum: el resultado fue que las candidatas fueron juzgadas como menos competentes que los candidatos, siendo el mismo currículum. Además, el salario ofrecido era significativamente menor para las mujeres.”
  • La baja presencia femenina en los puestos superiores. En la actualidad las mujeres siguen encontrando más problemas para promocionar a lo largo de su carrera científica, y la abandonan en mayor medida que los hombres. La crisis económica ha afectado negativamente, aumentando por ejemplo la desigualdad en el acceso a plazas de personal científico funcionario. “Sería genial llegar a los puestos dónde se toman las decisiones porque ahí es dónde podemos impulsar los grandes cambios.”
  • La desigualdad en el porcentaje de alumnas y alumnos que cursan carreras de física, ingeniería o informática entre otras. Lejos de aumentar en algunas de estas carreras el porcentaje de chicas está disminuyendo. “La evolución en los últimos años nos dice que estamos lejos de romper el techo de cristal, pero bueno, estamos trabajando para poner el tema sobre la mesa”.

El CSIC, presidido por primera vez por una mujer

Rosa_Menendez2.JPGAhora mismo, el CSIC fue noticia al ser presidido por la investigadora Rosa Menéndez. “Es la primera mujer que ocupa el cargo en más de 80 años”, explica María González, del departamento de comunicación de CSIC. “Su voluntad es ayudar a que se vaya rompiendo el techo de cristal. En este sentido, contamos con una comisión de mujeres y ciencia desde la cual se elabora un informe anual para analizar el estado de la situación y ver qué cosas pueden mejorarse y que acciones tomar en este sentido”.

Podéis escuchar la entrevista completa con Gloria y María aquí:

<a href=”http://www.ivoox.com/saludario-temp-5-20-mujeres-ciencia-audios-mp3_rf_23744868_1.html&#8221; title=”Saludario. Temp 5. 20. Mujeres y Ciencia”>Ir a descargar</a>

¡Vivid saludables!

Anuncios

Acerca de bmartin1988

Licenciada en Periodismo. Máster en Comunicación y Salud. Investigo sobre redes sociales y cada vez quiero saber más sobre la comunicación sanitaria y de la salud. Busco trabajo. Mientras tanto, sacó adelante Saludario, un programa de salud en Radio Enlace.
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Profesional, sociedad y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s